sábado, 7 de febrero de 2015

La cuadratura en T – Interpretación

Texto perteneciente al libro “Aspectos planetarios”, de Tracy Marks, Ed. Urano.


Cuando se interpreta una cuadratura en T, se han de considerar los siguientes puntos:

1.- El modo o cuadruplicidad de la cuadratura en T (cardinal, fija o mutable). ¿Todos los planetas que la integran están en el mismo modo? El modo de la configuración describe la forma en que el nativo experimenta y expresa su energía. La cuadratura en T cardinal es la más dinámica, activa y orientada a las crisis; la fija es la más poderosa, decidida y voluntariosa; la mutable es la más inquieta, dispersa y cambiante.

2.- El planeta focal, su movimiento directo o retrógrado, su emplazamiento por signo y casa, y la casa o casas que rige en la carta natal. (Estas casas también experimentarán la tensión y la motivación generadas por la cuadratura en T). El planeta focal puede ser el más dominante de la carta, y la fuente de un gran porcentaje de la energía del individuo. Debe usarse y hacerlo sabiamente. Un secreto para utilizar con eficacia la cuadratura en T es aprender a expresar el planeta focal de manera positiva, en lugar de dejarse llevar por su tención a una actividad compulsiva, al exceso y la sobrecompensación.

3.- Los planetas opuestos, su movimiento directo o retrógrado, su emplazamiento por signo y casa, y las casas que rigen en la carta natal. Cada uno de estos planetas contribuye a la expresión del planeta focal, sea interfiriendo en su funcionamiento o incitándolo a expresarse de manera más provechosa.

4.- La naturaleza de la oposición y las cuadraturas que forman la T cuadrada. ¿Hasta qué punto son compatibles los planetas que intervienen en cada aspecto? ¿Qué grado de proximidad y, por lo tanto, qué fuerza tienen los aspectos? Los más cercanos a la exactitud indican la mayor tensión experimentada por la cuadratura en T, así como los medios para aliviarla.

5.-  El espacio vacío de la cuadratura en T: el grado, el signo y la casa opuestos al planeta focal. Si hay dos planetas focales en conjunción, el grado vacío será su punto medio más alejado. El espacio vacío necesita que se lo desarrolle conscientemente de manera positiva, de modo que la persona no necesite sobrecompensar sus incapacidades arrojando a ciegas más energía incontrolada hacia el planeta focal, y no rehúya las tensiones de éste volviendo a las manifestaciones más negativas del espacio vacío. El símbolo sabiano para el grado vacío es a menudo una clave de la cualidad que más se necesita desarrollar.

6.- El regente del signo del espacio vacío, y su posición por signo y casa en la carta natal (por ejemplo, si el signo del espacio vacío es Cancer, el regente es la Luna). Con frecuencia, este planeta es una clave de cómo se puede expresar más fácilmente este signo. Como el signo ya está expresado indirectamente en la casa de su regente, su influencia puede ser aplicada a otros ámbitos de la carta, en especial a la casa vacía. Si el regente es uno de los planetas de la cuadratura en T, entonces necesitará de un modo particular ser expresado constructivamente.

7.- Los trígonos y sextiles que se producen en la carta natal entre los planetas de la cuadratura en T y los que no forman parte de ella. Estos trígonos y sextiles pueden proporcionar canales constructivos para la expresión de la energía liberada por la cuadratura en T, o pueden servir como un medio de escapar del conflicto. Esto es particularmente válido si un gran trígono se conecta con la cuadratura en T, en cuyo caso el planeta que une ambas configuraciones se convierte en un medio no sólo para escapar, sino también para utilizar la energía del gran trígono. Los trígonos o sextiles que forme el planeta focal son muy importantes. Es probable que el trígono o el sextil más próximo a la exactitud sea un agente alquímico que proporcione un medio para transmutar la energía desenfocada de la cuadratura en T en acción creativa y productiva.

8.- Los aspectos menores favorables (como el quintil, el semisextil y el novil) formados por los planetas de la cuadratura en T, particularmente por el planeta focal. Estos aspectos menores sólo son canales significativos si son casi exactos (menos de 1° de orbe) o si los planetas de la cuadratura en T forman pocos trígonos o sextiles.

9.- Cualquier combinación de puntos medios directos formada por los planetas de la cuadratura en T, particularmente por el planeta focal (Por ejemplo, si Marte como planeta focal está a 16° de Leo, Mercurio a 8° de Geminis y Saturno a 24° de Libra, entonces Marte es el punto medio de Mercurio y Saturno, al estar emplazado 68° después de Mercurio y 68° antes de Saturno.) Si el planeta focal está emplazado en el punto medio de dos planetas que no forman parte de la cuadratura en T, aprender a expresar armoniosamente estos planetas juntos ayudará al planeta focal a funcionar con más eficacia.

10.- Un planeta que esté en el punto medio de alguna de las cuadraturas que intervienen en la cuadratura en T. (Por ejemplo, si Júpiter como planeta focal a 24° de Libra está en cuadratura con Saturno a 22° de Cancer, un planeta equidistante de Júpiter y de Saturno, a 8° de Virgo u 8° de Piscis, estaría emplazado en el punto medio entre Júpiter y Saturno.) Este planeta puede ser una ayuda para integrar armoniosamente los planetas en cuadratura.

De todas las consideraciones enumeradas, probablemente las más importantes y que merecen una especial atención sean el modo o cuadruplicidad, las cuadraturas y la oposición que forman la cuadratura en T, la naturaleza del planeta focal y del espacio vacío, y los aspectos favorables, en particular trígonos y sextiles, formados por la cuadratura en T.


No hay comentarios.: