sábado, 23 de febrero de 2008

Consultas de lectores del blog - El tema de hoy: Sinastría

La consulta:

He leído la nota sobre sinastría de este blog y también algunos artículos que ví en Internet, y quisiera preguntarte cómo es una sesión de sinastría. No sé si la pregunta está bien planteada, en realidad yo quisiera saber si mi novio y yo somos compatibles y me parece que la sinastría puede darnos esa información. Gracias.

La respuesta:

La Sinastría es la rama de la Astrología que estudia las relaciones humanas. Es aplicable a todo tipo de relaciones - pareja, asociados, padres/hijos, amistades- incluyendo también a las redes familiares y grupos en general.


Para determinar si dos personas son compatibles, no basta con tomar en cuenta únicamente los signos solares. Es fundamental analizar sus cartas natales en su totalidad. Dicho más claramente, es necesario realizar la sinastría completa para tener idea de cuán compatibles son dos individuos.


El punto de partida es la interpretación de la carta natal de cada persona, por separado, indagando el potencial que cada una posee para la vida de relación y descubriendo qué busca en el encuentro con el otro. Es vital reconocer que la relación que mantenemos con nosotros mismos determina el tipo de relaciones que atraemos a nuestra vida. En un sentido profundo, nos vinculamos para descubrir nuestras energías.


Una sinastría consta de los siguientes pasos:


a.- Evaluar el tipo de energía que cada persona aportará a la relación, investigando el balance de los cuatro elementos - Fuego, Tierra, Aire y Agua - de cada carta natal.


b.- Observar cómo cada persona experimenta a la otra en lo cotidiano, utilizando la técnica de transposición de casas, que ubica los planetas de la carta de una persona en las casas de la carta de la otra. Los planetas representan funciones psíquicas y las casas simbolizan las diferentes áreas de la vida.


c.- Para descubrir cuáles son los puntos de coincidencia, los de no coincidencia y/o los de antagonismo en un vínculo aplicaremos la técnica de los interaspectos, que consiste en encontrar los aspectos -relaciones angulares- que forman los planetas – incluyendo a los ejes, nodos y vertex - de una carta natal con los de la otra. Esta es la parte más analítica de una sinastría. Cabe destacar que los puntos de coincidencia generan sentimientos de unión, los puntos de no coincidencia provocan sentimientos de desacuerdo constante y los puntos de antagonismo despiertan sentimientos de desacuerdos pasajeros que podrán ser resueltos aprendiendo a integrar los opuestos.


Contamos también con dos tipos de cartas específicas para el estudio de las relaciones: la Carta Compuesta (de puntos medios) y la Carta de Relación (de Davison). Ninguna de ellas nos habla de la compatibilidad –esa información la brindan las técnicas de sinastría antes mencionadas - pero su valor radica en que muestran la matriz energética y el propósito de la relación. Al comparar alguna de estas dos cartas con cada carta natal individual obtendremos información sobre los aspectos que deberá trabajar cada persona en sí misma a través de esa relación.


Citando a Liz Greene, se comprenderá mejor la utilidad de la carta compuesta:


Debido a que la carta compuesta tiene las mismas características que una carta natal, necesitamos enfocar su interpretación de una manera similar. Una carta compuesta tiene un núcleo de identidad que representa su 'propósito' (El Sol) y un conjunto característico de necesidades y respuestas emocionales (La Luna). Tiene un modo de comunicación (Mercurio) y un conjunto distintivo de valores e ideales (Venus). Tiene un modo de expresar su voluntad y su energía (Marte). Tiene su propia forma de crecer y expandirse (Júpiter) y tiene limitaciones y mecanismos de defensa innatos (Saturno). Tiene una vulnerabilidad específica a lo colectivo correspondiente a los patrones de trasfondo colectivo de la relación (Quirón). Refleja ciertos ideales colectivos que luchan por el cambio y el progreso (Urano). Tiene aspiraciones innatas que reflejan ciertas fantasías colectivas (Neptuno). Posee un instinto de supervivencia de base que respalda la continuidad de la relación pero que también puede ser destructiva, si la relación tiene problemas (Plutón). Tiene una imagen o un rol que desempeñar ante los ojos de la sociedad (MC), y tiene una 'personalidad' que se expresará por si misma de cierta forma característica en el mundo (Ascendente). Los signos en una carta compuesta describen el material básico o 'temperamento' del cual está hecha la relación; los planetas describen las energías que aporta la motivación, y las casas describen las esferas de la vida a través de las cuales se expresan los planetas. Todo esto es Astrología básica, y no es menos aplicable a la carta compuesta que a la carta natal individual.
Las cartas compuestas tienen sus propias leyes y energías, y estas no tienen nada que ver con que si estamos "bien emparejados" con alguien.
La carta compuesta nos dice que, "si tu eliges entrar en esta relación, aquí está su significado y su patrón de destino. Esto es de lo que está hecha y para qué".
Si queremos tener el sentido de si el significado y destino nos van a hacer sentir bien o no, tenemos que comparar la carta compuesta con la natal.


Finalmente, recordemos que una “buena” sinastría no garantiza que una relación sea duradera. La calidad de una relación no implica duración ni depende de ella: la relación puede terminar cuando se ha cumplido el propósito evolutivo del encuentro entre dos seres.

2 comentarios:

Informate On- Line dijo...

Ana: Me pareció muy interesante tu nota. Es sobre un tema que al menos yo no conocía y que realmente es muy llamativo para ver la compatibilidad entre una y otra persona.

Un saludo y te sigo leyendo.

Astjim dijo...

Hola Ana,

La verdad es que las sinastrías es un tema muy bonito. Cuando se analizan sinastrías es importante distinguir los interaspectos por casa de los interaspectos por signo. Mientras, como dices, por casas es lo que se experimenta día a día (y es aquí donde nos damos "de tortas" :) ), por signos es algo más interior o íntimo.

En la Carta compuesta no he profundizado nunca mucho (bastante hay ya con las natales, je) pero siempre me ha llamado mucho la atención.

Un saludo!
Astjim,
José