viernes, 7 de marzo de 2008

Consultas de lectores del blog - El tema de hoy: Relocalización de cartas natales

La consulta:
Hace muy poco me comentaron que cuando uno se muda la carta natal comienza a funcionar de otra manera, particularmente en esa ocasión se hacía referencia al ascendente en Piscis que no es un aspecto para hacer dinero pero cambiando de residencia se puede dar un cambio de energía ... ¿Esto es así realmente? ¿Qué es lo que cambia?

La respuesta:

Cuando uno cambia de lugar de residencia, se deberá proceder a relocalizar la carta natal en base a las coordenadas del nuevo lugar, observando qué modificación se produce.

Veamos el caso de una persona que nace en Buenos Aires, el 14 de marzo de 1956, a las 12 del mediodía. Tendrá el Ascendente en 26°55 de Tauro. Si en un momento determinado de su vida se muda, por ejemplo, a España, en la ciudad de Madrid, la carta relocalizada tendrá el Ascendente en 25°20 de Geminis.

La carta natal del lugar de nacimiento es válida durante toda la vida, pero al cambiar de lugar geográfico, a veces se altera la domificación, dependiendo de las coordenadas del lugar. En casos así, según mi experiencia, habrá que tomar en cuenta ambas cartas: la calculada para el lugar del nacimiento y la relocalizada.
En cuanto a lo manifestado en la consulta del lector: “el Ascendente en Piscis no es un aspecto para hacer dinero”, no la comparto en absoluto. Mi forma de ejercer la Astrología no contempla este tipo de definiciones ya que la carta natal debe ser interpretada como una totalidad.

Considerar únicamente el signo zodiacal ubicado en el Ascendente como indicador de cualidades que señalen un “aspecto para hacer dinero” me parece una simplificación y fragmentación inconsistente. La Astrología permite una visión integradora del ser humano y deja en claro que cada individuo es único. Esta condición de “único” surge de la
evaluación de la carta natal completa, interpretada a la luz de la biografía de cada persona.
Por otra parte, existe una especialidad dentro de la Astrología conocida con el nombre de Astrocartografía. Esta rama de la Astrología ubica las energías de la carta natal desplegadas sobre un planisferio que contiene lineas curvas y verticales que representan a los planetas y los nodos. La Astrocartografía sostiene que, de esta forma, se identificarían los lugares que ofrecerían a la persona la posibilidad de una expresión más plena de sus energías (como también lo contrario), posibilitando, en consecuencia, la elección del lugar de residencia. (Personalmente, no me dedico a esta especialidad por lo que no poseo experiencia en su investigación. Lo manifestado es únicamente a título informativo).
Desestimo el uso de conceptos como “favorable o desfavorable”, “bueno o malo”. Las energías no son ni buenas ni malas. Somos los seres humanos quienes calificamos de favorables o desfavorables a las circunstancias, dependiendo del mayor o menor grado de placer, comodidad o seguridad que éstas proporcionan.

En realidad, se puede constatar que aquello que puede ser calificado como “malo” o "negativo", a veces constituye un impulso evolutivo que produce crecimiento y maduración. Por otra parte, aquello que puede ser calificado como “bueno” o "positivo" puede llevar al estancamiento o mínimo crecimiento, mirado desde el punto de vista de la evolución.

Mi sugerencia para quienes se interesan seriamente en la Astrología, es dejar de lado este tipo de juicios de valor como también las definiciones tipo recetario -tanto para sí mismos como para con sus consultantes-, transmitiendo en cada entrevista astrológica el verdadero sentido y funcionamiento de las leyes que gobiernan la vida.

5 comentarios:

Astjim dijo...

Yo la carta local apenas la utilizo, la verdad. Suelo basarme en la natal sólo y muy poquitas veces (por curiosidad) he consultado la local.
Posiblemente deba mirarla un poco más pero es que ¡hay tanto y tan claro ya en la natal! ;)

Ana, está muy bien poner los puntos sobre las íes. Nunca está de más seguir haciendo esfuerzos por aclarar que no hay "cartas malas" y que de un sólo rasgo de la carta no se pueden hacer conclusiones.

Saludos,
Astjim
José Ignacio Marina

Ana M. Fernandez Vuono dijo...

Muchas gracias por tu mensaje, José Ignacio. Si hay algo que me ha enseñado la Astrología es a dejar de utilizar las palabras "bueno o malo", "favorable o desfavorable" y "benéfico o maléfico".
Lamentablemente, todavía hay muchos astrólogos que inculcan estas nociones, quizás inconcientes de lo que generan en los demás.
Saludos cordiales. Ana

Ligia dijo...

Ana, Muy interesantes tus respuestas! Siempre encuentro en tus palabras, explicaciones claras y directas. Muy ricos tus aportes.
Saludos.
Ligia.

Ana M. Fernandez Vuono dijo...

Hola Ligia!! Me alegra que te resulten de interés las notas. Un beso. Ana

luis dijo...

"La Astrología permite una visión integradora del ser humano y deja en claro que cada individuo es único"

Pero se contradice al presentar dos cartas natales iguales: Dos mujeres, una al lado de la otra, paren al mismo tiempo.

Las cartas natales de estos recién llegados será idéntica y no mostrará diferencia alguna

Astrológicamente no son individuos únicos.