miércoles, 19 de enero de 2011

Progresiones

Hoy les traigo un capítulo del libro “Astrología, karma y transformación”, de Stephen Arroyo. Es un texto muy claro que facilitará la comprensión del método de interpretación basado en las progresiones.



SOL PROGRESADO

Aunque los aspectos del Sol progresado respecto de los planetas natales puedan interpretarse de muchos modos y con muchas clases distintas de lenguaje, la información siguiente representa los modos de expresar y entender tales aspectos que yo mismo encontré significativos y que quienes no poseen conocimiento astrológico parecen capaces de relacionar con poca dificultad.

Lo que principalmente recalco en el uso del Sol progresado son los aspectos que éste efectúa sobre los planetas o ángulos natales. A diferencia de algunos astrólogos, presto poca atención a la posición de signo y casa del Sol progresado, puesto que creo que la importancia de estos factores a menudo se estima en exceso. Aunque haya alguna significación respecto de la posición corriente de signo y casa del Sol progresado, es demasiado genérica para ser particularmente importante para la persona en situación de consejo puesto que, en casa signo y casa, permanecerá durante treinta años o algo así.

Sin embargo, ciertamente presto atención a las épocas en las que el Sol progresado está cambiando de signos o casas, pues estos períodos de transición son a menudo importantes y el individuo siente que son fases de reorientación y de valores cambiantes. Pero, sea cual fuere el significado de la posición del Sol progresado por signo o casa, la persona inevitablemente se ajusta al cambio en un sentido u otro en un año o dos y, en consecuencia, ya no es consciente de tal factor como un foco dinámico de interés corriente.

De modo que, al usar el Sol progresado, los aspectos dan valiosísima información sobre la orientación y el foco presentes del individuo.

Aunque debe recalcarse la conjunción, la cuadratura y la oposición, todos los aspectos exactos del Sol progresado respecto de los puntos natales pueden usarse con buenos resultados, incluso hasta un punto tal de usar aspectos “menores” como el semisextil y la semicuadratura.

… La mayoría no empezará a sentir fuertemente los efectos de un íntimo aspecto del Sol progresado hasta seis meses o menos antes de que se forme el aspecto exacto. Y entonces, una vez que el aspecto exacto empieza a separarse, la inmediatez de la experiencia indicada se empieza a extinguir habitualmente más bien con rapidez (a menudo a los tres meses), aunque a esa persona le lleve más tiempo asimilar completamente su significación. Por lo que he visto, la mayoría parece atravesar la experiencia indicada por un aspecto del Sol progresado en un lapso de seis meses o menos. Es durante ese tiempo que, en sus vidas, predominará la fase más intensa de la experiencia.

… Cuando el Sol progresado aspecta a otros planetas, tenemos la oportunidad de sintonizarnos más conscientemente con las posibilidades que esos planetas demuestran y de esa manera aprender qué significan esos símbolos en nuestras vidas de un modo muy personal y específico.


LUNA PROGRESADA

La Luna progresada por progresiones secundarias es una herramienta especialmente valiosa, puesto que su velocidad relativamente rápida hace posible usar no sólo los aspectos concernientes a los puntos natales sino también la posición de casa que ocupa como lineamientos interpretativos. Además el lapso del ciclo completo de la Luna progresada a través del mapa de un individuo (27 a 28 años) sirve de complemento perfecto del ciclo de Saturno en tránsito (28 años y medio a 30 años).

La posición de casa de la Luna progresada indica, entre otras cosas, que estamos tomando consciencia de ese ámbito de nuestra vida y de ese campo de experiencia; nos sentiremos atraídos hacia aquello y nuestras mentes tienden a entretenerse en esos asuntos casi constantemente. Por contraste, la posición por casa de Saturno en tránsito representa específicamente un ámbito de la vida y de la expresión en el que estamos trabajando conscientemente o que las circunstancias nos están obligando a esforzarnos al respecto.

La posición por casa de la Luna progresada puede indicar también algo de lo que sigue:

a) Que tienden a patentizarse viejas pautas de respuesta y actitudes subconscientes (karma de vidas pasadas) hacia ese ámbito de la vida.

b) Que se concentrará mucha atención en ese ámbito de la experiencia durante todo el tiempo que la Luna progresada esté en esa casa.

c) Que intereses cambiantes se patentizarán cuando la Luna progresada cambie de casas (y especialmente cuando aspecte a varios planetas natales).

d) Que nuevos contactos, encuentros o relaciones también tenderán a ocurrir cuando la Luna progresada cambie de casas o cuando aspecte estrechamente a los planetas natales.

e) Que nuestra disposición anímica total será simbolizada por la posición de casa de la Luna progresada, y por tanto que definidos desarrollos psicológicos tienden a ocurrir cuando asimilamos esta nueva experiencia. (Nótese que la Luna se relaciona estrechamente con la nutrición, la alimentación, el cuidado materno y, de esta manera, con la asimilación del sustento; de ahí que podríamos decir que nos alimentamos en ese ámbito de la experiencia durante la época en la que la Luna progresada está en cierta casa).

f) Que en algunos casos la posición de la Luna progresada muestra, como lo expresan muchos autores, las circunstancias y el medio ambiente cotidianos; pero en casi todos los casos revela lo que está preocupando a nuestra mente.

g) Que la posición de casa de la Luna progresada muestra adónde van nuestras energías vitales, hacia qué campo de la experiencia y tipos de intereses somos atraídos y hacia qué ámbito de nuestra vida somos particularmente afectos y sensibles.

Cuando la Luna progresada (lo mismo que Saturno en tránsito) está en una casa angular, tiende a corresponder a un período de actividad marcada. Cuando está en una casa sucedente, con una época de consolidación y construcción o búsqueda de seguridad. Cuando está en una casa cadente, con muchas experiencias nuevas y muchos conocimientos nuevos, provenientes, a veces, de viajes o tareas educativas.

El movimiento de la Luna progresada (y hasta cierto punto esto es también aplicable a los tránsitos tanto de Saturno como de Júpiter) puede explicarse más clasificando las casas según los elementos de los signos con los que se correlacionan:

Paso a través de las casas de aire (III, VII y XI): estimula la planificación, las ideas nuevas, las relaciones nuevas, el intercambio de ideas y la obtención de una perspectiva desapegada de las cosas.

Paso a través de las casas de fuego (I, V y IX): estimula fuertes deseos de acción y compromisos en cosas que haremos o crearemos, o a las que aspiraremos. Fuertes compromisos con el mundo externo.

Paso a través de las casas de agua (IV, VIII y XII): estimula la reflexión, necesidad de retirarse del mundo externo, y aprendizaje profundo. Puede ser un período de marcado crecimiento espiritual y acrecentada sensibilidad psíquica.

Paso a través de las casas de tierra (II, VI y X): estimula un conocimiento de necesidades y asuntos inmediatos relativos a trabajo, deberes prácticos y, en general, cómo encajar en el mundo externo. En ocasiones mostrará también períodos en los que se deben soportar cargas o pagar un karma específico mediante arduo esfuerzo.

Debe notarse que la posición de la Luna progresada en una casa de fuego o aire indica habitualmente un humor más alegre, en general, en la vida cotidiana que cuando pasa por una casa de tierra o agua. De hecho, a menudo es sorprendente cuán notable es el cambio de humor cuando la Luna progresada cambia de casas.

La posición del signo de la Luna progresada debe recibir también alguna consideración en todo mapa, aunque –según mi experiencia- raras veces simboliza algo extraordinariamente importante si se lo considera separadamente de la posición de casa de la Luna. Sin embargo, puesto que un mapa natal es una totalidad integrada, el modo ideal de analizar el significado de la Luna progresada es combinar las cualidades del signo con el significado característico de su particular ubicación de casa.

Con relación a los aspectos de la Luna progresada, Stephen Arroyo cree que tan sólo enfocar las conjunciones, cuadraturas y oposiciones de la Luna progresada a los planetas natales puede ser de mayor utilidad.

La Luna progresada es tan significativa no sólo porque, a menudo, se correlaciona con cambios interiores sino también porque sus aspectos marcan frecuentemente importantes acontecimientos externos: encuentros con nuevas personas que serán importantes en nuestra vida en algún tiempo futuro; nuevos intereses y actividades que se desarrollarán en el futuro; importantes transiciones, viajes y decisiones. De hecho, los aspectos de la Luna progresada se manifestarán como claros acontecimientos externos, incluso en un porcentaje mayor de tiempo que los aspectos del Sol progresado.

Mi visión global del tiempo de duración del poder de la Luna progresada confirma que los aspectos lunares progresados actúan habitualmente durante un mes más o menos, a no ser que haya conjunción u oposición, en cuyo caso pueden actuar ocasionalmente durante un período algo más prolongado.

OTRAS PROGRESIONES IMPORTANTES

Son las que incluyen uno de los cuatro ángulos del mapa natal. Estas son de dos tipos y ambas se correlacionan con cambios principales de la vida. Pueden describirse así:

a) Aspectos formados por el Ascendente o Medio Cielo progresados respecto a los planetas natales que, por lo tanto, simultáneamente, abarcan también al Descendente y al Fondo de Cielo progresados.

b) Aspectos formados por un planeta progresado cuando entra en conjunción con los ángulos del mapa natal.

Cuando nuestro Ascendente o Medio Cielo progresados toman contacto con planetas natales (especialmente por conjunción) empezamos a absorber inmediatamente las cualidades, energías y actividades simbolizadas por esos planetas en nuestra vida; y estos aspectos marcan, a menudo, períodos de toma de decisiones, nuevos conocimientos o importantes acontecimientos.

Los aspectos formados por varios planetas progresados respecto al Ascendente y al Medio Cielo natales (en especial las conjunciones) habitualmente indican que la dimensión de la experiencia representada por el planeta progresado llega a nuestra atención de modo particularmente directo. Los aspectos del Medio Cielo representan habitualmente factores que tienen un significado sobre nuestros planes de largo alcance, ambiciones y estructura de vida. Los aspectos del Ascendente tienden a indicar un nuevo cambio en nuestra vida personal, un cambio de conocimiento, un importante nuevo interés o una alteración en nuestra modalidad de expresarnos personalmente.

Las conjunciones de los planetas progresados respecto de los otros ángulos (Descendente y Fondo de Cielo) pueden ser importantes también y deben recibir asimismo consideración. Significan a menudo notables cambios en nuestras relaciones (Descendente) o en nuestra situación hogareña y de vida (Fondo de Cielo).

Sin embargo, puesto que el Ascendente/Descendente y el Medio Cielo/Fondo de Cielo forman un eje de corriente de poder y energía dentro del mapa natal, una conjunción de cualquiera de los cuatro ángulos a menudo se manifestará de modo que evidentemente rememore el punto opuesto. Por tanto, para entender tales progresiones es aconsejable tomar en consideración la acción de polaridad entre puntos opuestos y casas opuestas.


No hay comentarios.: