martes, 19 de agosto de 2008

El Sol y la Luna




Cuando las tinieblas cubrían la Tierra, una muchacha era visitada por la noche por alguien cuya identidad no podía descubrir. Determinó averiguar quién podría ser. Mezcló un poco de hollín con aceite y se pintó el pecho con ello.
La próxima vez descubrió, horrorizada, que su hermano tenía un círculo negro de hollín en torno a la boca. Lo reprendió y él lo negó. El padre y la madre se enfadaron mucho y regañaron a ambos con tanta severidad que el hijo huyó de su presencia.
La hija tomó un tizón del fuego y lo persiguió. El corrió hacia el Cielo para escapar de ella, pero ella voló en pos de él. El hombre se transformó en la Luna, y la muchacha que llevaba la antorcha se convirtió en el Sol. Las chispas que saltaron del tizón se convirtieron en las Estrellas.
El Sol continuamente persigue a la Luna, que se oculta en la oscuridad para evitar ser descubierta.
Cuando se produce un eclipse, se cree que ambos se encuentran.




Mito esquimal sobre el origen del Sol, la Luna y las Estrellas, extraído de:
http://agalma.wordpress.com/2007/05/23/el-sol-y-la-luna-mito-esquimal-sobre-el-origen-del-sol-la-luna-y-las-estrellas

2 comentarios:

Mar dijo...

Gracias Ana!, me encanto volver a leerlo a Eugenio, es como volver a escucharlo, me dio saudades.

saludos cariñosos desde misiones

Ana M. Fernandez Vuono dijo...

Mar: me alegra que hayas disfrutado del texto de Eugenio Carutti. Me pareció muy importante incluirlo en mi blog para despertar conciencia. Besos. Ana